Ya hace más de un mes que ha entrado en vigor el Real Decreto 6/2022, que recoge las medidas urgentes que el gobierno ha determinado para paliar, en la medida de lo posible, las consecuencias que la intolerable invasión de Ucrania por parte de Rusia está teniendo en la economía española. Una de las medidas estrella es, sin duda, la bonificación de 20 céntimos en todos los suministros de combustible, y parece evidente que puede producir un cierto alivio en las economías familiares y sobre todo en los profesionales que tienen que usar sus vehículos para realizar su actividad. Sin embargo, parece que se ha obviado que lo que repentinamente ha decretado el gobierno, tiene que ser llevado a cabo por las empresas que se dedican al suministro de esos combustibles, a las que en ningún momento se les ha consultado y las que se encontraron con que en un plazo de 36 horas se les obligó a adelantar un dinero que no tenían en la mayoría de los casos y a poner patas arriba todos sus procesos operativos para adaptarlos a lo que aparentemente el Real Decreto estipulaba.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. ¿tenemos su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat