Asesoría Fiscal y Contable en Málaga

Expertos en Asesoramiento de Derecho Fiscal / Contable

En nuestro equipo de asesores, entendemos que el ámbito fiscal y contable es fundamental para el éxito y la estabilidad de tu negocio. Por ello, buscamos brindarte asesoramiento experto y soluciones estratégicas adaptadas a tus necesidades.

El entorno tributario y normativo está en constante evolución, es por ello que en nuestra asesoría fiscal y contable en Málaga, nos mantenemos actualizados con las últimas regulaciones y modificaciones normativas para ofrecerte un servicio de primera clase que te permita optimizar tus recursos y cumplir con tus obligaciones legales.

 

Nuestro enfoque integral nos permite proporcionarte una amplia gama de servicios fiscales y contables diseñados para abordar tus necesidades específicas. Desde la planificación y presentación de impuestos hasta aspectos de consultoría financiera, planificación patrimonial, así como defensa legal en sanciones administrativas y tributarias, proporcionando siempre soluciones efectivas y estratégicas que maximicen tu rentabilidad y minimicen cualquier riesgo fiscal.

 

No importa si eres un emprendedor, una pequeña empresa o una gran corporación, nuestro despacho de abogados está preparado para atender tus necesidades fiscales y contables de manera efectiva y eficiente.

¿Qué Hacemos?

Asesoramiento fiscal y contable: Asesoramiento en cuestiones fiscales, contables y tributarias, elaboración de declaraciones y cumplimiento de obligaciones fiscales.

Consultoría financiera: Asesoramiento en gestión financiera, análisis de inversiones y financiación empresarial.

 

Planificación patrimonial: Asesoramiento en la gestión y planificación del patrimonio, incluyendo la gestión de inversiones, planificación de sucesiones y planificación fiscal.

 

Infracciones administrativas y tributarias: Defensa legal en casos de sanciones administrativas y tributarias, incluyendo procedimientos sancionadores, inspecciones y recursos administrativos.

¿Tiene alguna Duda?

Llámenos e infórmese sin ningún compromiso, la ayudaremos a resolver cualquier consulta que tenga.

Algunas Preguntas frecuentes

El derecho fiscal y contable son dos áreas interrelacionadas pero distintas dentro del ámbito legal y empresarial:

  1. Derecho fiscal: Es una rama del derecho que se encarga de regular las relaciones entre el Estado y los contribuyentes en materia de impuestos y otras obligaciones tributarias. El objetivo principal del derecho fiscal es establecer las normas que rigen la recaudación y administración de los impuestos, así como los derechos y deberes de los contribuyentes y las autoridades fiscales.
  2. Derecho contable: También conocido como contabilidad tributaria, es la disciplina que se ocupa de registrar, clasificar y analizar las operaciones financieras de una empresa o individuo, siguiendo principios y normas contables establecidas. La contabilidad proporciona información financiera relevante para la toma de decisiones y también sirve como base para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Optimizar los impuestos y reducir la carga tributaria de manera legal implica planificación fiscal estratégica y el aprovechamiento de las deducciones y beneficios fiscales que la legislación proporciona. Aquí te presento algunas estrategias que pueden ayudarte a lograrlo:

  1. Conoce tus obligaciones fiscales: Es fundamental entender qué impuestos debes pagar y cuándo vencen los plazos para presentar tus declaraciones. Mantén un calendario actualizado con todas las fechas importantes.

  2. Elige el régimen fiscal adecuado: Dependiendo de tu actividad económica y nivel de ingresos, puedes estar en diferentes regímenes fiscales. Asegúrate de estar en el régimen que mejor se adapte a tus necesidades para optimizar tus impuestos.

  3. Maximiza las deducciones fiscales: Identifica todas las deducciones fiscales a las que tienes derecho y asegúrate de documentar y respaldar adecuadamente los gastos deducibles.

  4. Inversiones y ahorros: Algunas inversiones y productos financieros pueden ofrecer ventajas fiscales, como exenciones o diferimientos de impuestos. Consulta con un asesor financiero para evaluar las opciones disponibles en tu país.

  5. Contribuciones a planes de pensiones y seguros: Contribuir a planes de pensiones y seguros de vida puede generar beneficios fiscales en algunas jurisdicciones.

  6. Reinversión de beneficios: En ciertos casos, reinvertir los beneficios de tu empresa en lugar de distribuirlos como dividendos puede generar ahorros fiscales.

  7. Utiliza las pérdidas fiscales: Si tienes pérdidas en ejercicios anteriores, es posible que puedas compensarlas con beneficios fiscales en periodos futuros.

  8. Emplea la figura de "holding" o "sociedad patrimonial": En algunos países, la creación de una empresa holding o sociedad patrimonial puede proporcionar beneficios fiscales en la gestión de activos y la transmisión del patrimonio.

  9. Planificación sucesoria: Implementar una planificación adecuada para la sucesión empresarial y transmisión de patrimonio puede reducir la carga tributaria en herencias y donaciones.

  10. Cumplimiento y asesoramiento profesional: Asegúrate de cumplir con todas las obligaciones fiscales y contar con el asesoramiento de profesionales especializados en materia fiscal y contable para evitar errores y sanciones.

Es importante destacar que cada situación financiera y fiscal es única, desde Babot-Aranguren ofrecemos asesoramiento por expertos en derecho fiscal y financieros para diseñar una estrategia personalizada y acorde a tus circunstancias particulares. La planificación fiscal debe ser siempre legal y ética, evitando cualquier forma de evasión o elusión fiscal, que puede tener consecuencias legales negativas.

Si recibes una notificación o requerimiento de Hacienda, es importante que tomes algunas medidas específicas para responder de manera adecuada y oportuna. Aquí te indico los pasos a seguir:

  1. Lee cuidadosamente la notificación: Asegúrate de comprender completamente el contenido de la notificación. Identifica la fecha límite para responder y cualquier acción requerida por parte de Hacienda.

  2. No ignores la notificación: Ignorar una notificación de Hacienda puede tener consecuencias negativas, incluyendo multas o sanciones. Es esencial responder a tiempo.

  3. Recopila la documentación relevante: Reúne toda la información y documentación relacionada con el asunto de la notificación. Esto puede incluir registros contables, facturas, declaraciones de impuestos y cualquier otro documento relevante.

  4. Busca asesoramiento profesional: Si no estás seguro de cómo responder a la notificación, es recomendable que busques el asesoramiento de un profesional en derecho fiscal o un asesor contable con experiencia en tratar con Hacienda. En nuestra asesoría fiscal (Babot-Aranguren) nos encargamos de la gestión y del asesoramiento de este tipo de incidencias.

  5. Responde de manera clara y completa: Prepara una respuesta clara y completa a la notificación. Proporciona la información solicitada de manera precisa y asegúrate de cumplir con todas las exigencias de Hacienda.

  6. Guarda copias de la correspondencia: Mantén copias de todas las comunicaciones enviadas y recibidas con Hacienda, incluyendo la notificación y tu respuesta.

  7. Presenta tus argumentos: Si consideras que la notificación es incorrecta o injusta, puedes presentar tus argumentos y pruebas para defender tu posición.

  8. Respeta los plazos establecidos: Nos encargamos de enviar tu respuesta dentro del plazo indicado en la notificación. Si necesitas más tiempo, puedes solicitar una prórroga, pero es importante hacerlo antes de que venza el plazo original.

  9. Mantén la calma y la cortesía: Mantén una actitud respetuosa y profesional en toda la comunicación con Hacienda, incluso si estás en desacuerdo con la notificación.

  10. Sigue el proceso de manera adecuada: Si la notificación requiere algún trámite adicional, nos aseguramos de seguir los pasos indicados por Hacienda y mantener una comunicación constante hasta resolver el asunto.

Recuerda que cada notificación de Hacienda puede tener implicaciones diferentes, y la respuesta dependerá de la naturaleza del requerimiento. Nuestro equipo se encargará del asesoramiento profesional para asegurarte de cumplir con los requisitos y resolver cualquier problema de manera adecuada. No dudes en consultar a nuestro abogado fiscal y contable para recibir orientación específica en tu caso.

  1. Evaluación de la situación financiera actual del cliente.
  2. Planificación financiera personalizada y estratégica.
  3. Asesoramiento en inversiones y gestión de activos.
  4. Análisis de riesgo y protección patrimonial.
  5. Planificación para la jubilación y la sucesión empresarial.
  6. Estrategias de reducción de impuestos y optimización fiscal.
  7. Análisis de viabilidad para proyectos de inversión.
  8. Asesoramiento en financiamiento y préstamos.
  9. Elaboración de presupuestos y control de gastos.
  10. Educación financiera para mejorar la capacidad de toma de decisiones.

     

    Es importante destacar que desde nuestra consultoría financiera (Babot-Aranguren) nos basamos en la colaboración estrecha con el cliente, ya que es nuestra obligación adaptarnos a las circunstancias y metas individuales de cada persona o empresa.

La planificación fiscal estratégica para el futuro de tu negocio implica tomar decisiones financieras y fiscales anticipadas para optimizar la carga tributaria y maximizar la eficiencia económica. Desde nuestra asesoría fiscal en Málaga (Babot-Aranguren) te recomendamos algunos pasos a seguir para llevar a cabo una planificación fiscal efectiva:

  1. Evalúa la situación actual: Analiza detalladamente la situación financiera y fiscal actual de tu negocio, incluyendo ingresos, gastos, activos, pasivos y obligaciones tributarias.

  2. Establece objetivos financieros: Define tus metas y objetivos financieros a corto, mediano y largo plazo. Esto te permitirá alinear la planificación fiscal con tus necesidades y aspiraciones empresariales.

  3. Conoce las regulaciones fiscales: Mantente actualizado sobre las leyes fiscales y normativas que aplican a tu negocio. Comprender las regulaciones te ayudará a identificar oportunidades y desafíos fiscales.

  4. Identifica oportunidades fiscales: Identifica las deducciones, exenciones y beneficios fiscales que podrías aprovechar para reducir tu carga tributaria de manera legal.

  5. Elige la estructura empresarial adecuada: Evalúa si la estructura actual de tu negocio es la más adecuada desde el punto de vista fiscal. En algunos casos, cambiar la forma jurídica de la empresa puede proporcionar beneficios fiscales.

  6. Optimiza la gestión de activos: Planifica la gestión de tus activos para minimizar la carga tributaria, considerando la depreciación y amortización de activos, entre otros aspectos.

  7. Anticipa ingresos y gastos: Si es posible, planifica el momento en el que recibes ingresos o realizas gastos para equilibrar tus obligaciones fiscales en diferentes periodos.

  8. Considera la inversión y expansión: Evalúa el impacto fiscal de las inversiones y la expansión de tu negocio. Algunos proyectos pueden generar beneficios fiscales adicionales.

  9. Contempla la sucesión empresarial: Si tienes planes de traspasar o vender tu negocio en el futuro, planifica la sucesión empresarial de manera que se minimicen las implicaciones fiscales.

  10. Asesoramiento profesional: Consulta a nuestro equipo de asesores fiscales y contables especializados en planificación fiscal para obtener un enfoque experto y personalizado acorde a tu situación particular.

Recuerda que la planificación fiscal estratégica es una herramienta legal y ética para optimizar la carga tributaria, pero debe realizarse con cuidado y cumpliendo todas las regulaciones fiscales aplicables. La anticipación y el asesoramiento profesional son clave para tomar decisiones informadas y beneficiosas para el futuro de tu negocio.

Las inversiones y ahorros pueden tener varias implicaciones fiscales, dependiendo del tipo de inversión, la duración de la inversión y la jurisdicción en la que te encuentres. Aquí hay algunas consideraciones clave:

  1. Ganancias y Pérdidas de Capital: Cuando vendes una inversión, ya sea una acción, un bono u otro activo, podrías generar ganancias o pérdidas de capital. Las ganancias pueden estar sujetas a impuestos sobre las ganancias de capital, que se dividen en dos categorías: ganancias a corto plazo (poseídas por menos de un año) y ganancias a largo plazo (poseídas por más de un año). Las tasas de impuestos sobre estas ganancias pueden variar y es importante conocerlas para planificar adecuadamente.
  2. Dividendos e Intereses: Los dividendos y los intereses generados por tus inversiones también pueden estar sujetos a impuestos. Las tasas de impuestos pueden variar según la jurisdicción y el tipo de inversión. Algunas inversiones, como bonos municipales en algunos países, pueden ofrecer intereses libres de impuestos.
  3. Cuentas de Jubilación y Pensiones: Las inversiones en cuentas de jubilación y pensiones generalmente tienen beneficios fiscales. Las contribuciones a estas cuentas pueden ser deducibles de impuestos en el año de la contribución, y los impuestos sobre las ganancias se diferirán hasta que retires los fondos en la jubilación.
  4. Impuestos a la Renta: Dependiendo de tus ingresos totales, las ganancias de tus inversiones podrían aumentar tu ingreso sujeto a impuestos. Es importante considerar cómo las ganancias de capital y los rendimientos de las inversiones afectarán tu tasa impositiva general.
  5. Fondos Mutuos y ETFs: Algunos fondos mutuos y fondos cotizados en bolsa (ETFs) pueden generar distribuciones de ganancias de capital y dividendos. Estas distribuciones pueden tener implicaciones fiscales, incluso si no vendes tus participaciones en el fondo.
  6. Inversiones Extranjeras: Si tienes inversiones en el extranjero, podrías estar sujeto a reglas específicas de declaración de impuestos y revelación de activos extranjeros. Muchos países tienen acuerdos para evitar la doble imposición y es importante entender cómo funcionan.


Es fundamental que consultes con nuestro  asesor fiscal ubicado en Málaga para comprender plenamente las implicaciones fiscales de tus inversiones y ahorros, y para tomar decisiones informadas que se ajusten a tu situación financiera y objetivos.

Contacta con nosotros sin compromiso

Si necesita asesoramiento jurídico o representación en un asunto legal, no dude en ponerse en contacto con nosotros asesores fiscales y contables en Málaga. Llámenos por teléfono o escríbanos un correo.

ByA
Ofrecemos servicios jurídicos, fiscales y contables tanto a particulares como a empresas, destacando nuestra calidad y profesionalidad y nuestro trato cercano y directo con los clientes
Financiado por la Union Europea
Horarios
Dónde Estamos
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Ir al contenido